El modelo de factura electrónica, obligatorio en México, implica firmar los documentos de forma digital. Vamos a desglosar esto en dos partes:

Primero es necesario que la factura esté en un formato XML, esto no lo haces tú, lo hace la plataforma con la que factures, como Gestionix, cuando la generas.

Segundo hay que “timbrarla”, lo que significa ponerle una firma digital que haga válido, digamos que de esta forma se oficializa el documento. Para este segundo punto es necesario contar con un Certificado de Sello Digital o CSD.

Ahora la pregunta más recurrente: ¿Qué es Certificado de Sello Digital?

Un CSD, es un archivo electrónico mediante el cual el SAT garantiza que es el dueño del certificado quien emite la factura.

Y ¿de dónde lo obtengo?

Bueno, aquí viene la parte interesante. Los CSD son expedidos por el SAT y tienen un solo propósito: firmar digitalmente las facturas electrónicas. Esto con el objetivo de garantizar que quien envía la facturas es realmente quién dice ser y el que recibe puede validarlo.

De forma más simple: son dos archivos y una contraseña, un archivo .CER, un archivo .KEY y la contraseña que nos permite utilizar ese certificado, todo esto (si recuerdas) son los archivos que las personas que te dan de alta en el SAT te entregan en una USB para que puedas facturar.

En este punto muchas personas nos dicen:  -“A mi ya me dieron mi FIEL, y tengo un archivo ‘.key’ y un ‘.cer’ “-.Pero no.  Es muy común confundir los archivos de la e.firma, antes FIEL, con los del certificado, pues tienen las mismas extensiones  (.key y .cer) pero no son lo mismo.

Es muy importante que sepas que la e.firma no te permite generar facturación electrónica, siempre hay que generar un CSD. La e.firma o FIEL siempre la generas en una oficina del SAT, el CSD siempre lo generas por internet.

Para obtener tu certificado para facturar necesitas: 

  1. Contar con tu e.firma (antes FIEL)
  2. Descargar la aplicación “Certifica” (antes Solcedi) que encuentras en la siguiente liga: https://portalsat.plataforma.sat.gob.mx/certifica/
  3. Genera la aplicación “Certifica” una solicitud de Certificado de Sello Digital. Se generarán un archivo con extensión “.sdg” que es la solicitud y un archivo con extensión “.key” que es tu llave privada. En este proceso defines la contraseña de tu certificado.
  4. Entra a Certisat en la siguiente liga: https://portalsat.plataforma.sat.gob.mx/certisat/ y ve a la opción de Solicitud de Certificados Digitales.
  5. Después de la solicitud entra a recuperación de certificados, ahí mismo en Certisat y descárgalo. Deberá ser un archivo con extensión “.cer”

¡Estás listo! Tu Certificado de Sello Digital lo componen: el certificado (.cer) descargado en el paso 5, la llave privada (.key) y la contraseña generadas en el paso 3.

¿Confuso, no? La realidad es que sí, por eso en Gestionix lo hacemos todo por ti. Solo escríbenos en el chat que esta en la parte inferior derecha tu pantalla y nos encargamos de todo.

¿Ya tengo un CSD, ya puedo facturar?

Si, aunque no de inmediato. Debes esperar entre 24 y máximo 72 horas para que la autoridad haga la actualización del certificado en la lista de contribuyentes y entonces sí podrás facturar.

Y para recalcar: Si no sabes si los archivos que tienes son CSD o no puedes entrar en la aplicación de “Certifica” del SAT y comprobarlo, cárgalos en Gestionix y te lo decimos.

¿Aún tienes dudas? ¡Contáctanos y te ayudamos a resolverlas!