Cada día utilizamos más y más internet. Aunque hoy en día realizamos transferencias electrónicas, compras o manejamos aplicaciones en la nube, a la gran mayoría de repente le surge la duda de que si ese sitio es seguro o no y al desconocerlo, prefiere dejar el tema en manos de los expertos en informática. No está mal pero es mejor saber qué es lo que pasa.

Siempre que nos conectamos a internet la información va y viene a servicios y servidores, se almacena y luego vamos por ella de regreso. Esto se puede dividir en tres partes:

  1.    Cuando la información viaja de tu dispositivo al servidor.
  2.    Cuando el servidor te identifica y sabe qué puedes y no hacer.
  3.    Cuando la información se guarda.

Vamos a detallar cada una de ellas:

Cuando la información viaja de tu equipo al servidor; utilizamos nuestra conexión a internet, en algún momento alguien podría meterse para ver qué información envías y cual recibes. Por eso se tiene que cifrar toda la información que envías o recibes.

Para resolverlo existen los certificados SSL (Secure Sockets Layer, en español: “Capa de Puertos Seguros”) los cuales encriptan la información que entra y sale de tu equipo. Solo el servidor sabe como desencriptarla.

Pero, ¿Cómo saber si estamos usando un SSL? Es muy fácil, tu navegador en la barra superior de lado izquierdo aparece en verde y dice “Es seguro”.

 

captura-de-pantalla-2017-02-07-a-las-6-29-01-p-m

Captura de pantalla 2017-02-07 a las 6.29.56 p.m..png

La segunda es autenticación. A través un usuario y una contraseña el servidor sabe que soy yo; sin esos datos no podría entrar al servicio. Cualquier sitio privado debería de pedir esta información.


Captura de pantalla 2017-02-07 a las 6.31.17 p.m..png

 

Captura de pantalla 2017-02-07 a las 6.50.07 p.m..png

 

Y por último cuando los datos que proporcionas se guardan deben ser encriptados. Es decir que aunque alguien pudiera ingresar a la base de datos donde se encuentra tu información, no entendería nada porque está cifrada. Esto asegura que nadie, nunca, los obtenga.

Gracias a estos tres mecanismos, estamos tranquilos al hacer una transferencia bancaria, comprar en línea o incluso utilizar un servicio en la nube como Gestionix.

Gestionix utiliza certificados SSL para transmitir datos, mecanismos de autenticación y autorización de usuarios de última generación y cifrado de datos con distintos algoritmos según la necesidad, desde MD. Lo que lo vuelve el mejor ERP en la nube.

Captura de pantalla 2017-02-07 a las 6.41.05 p.m..png